SERVICIOS DE BENEFICIOS E INCENTIVOS PERÚ

El Big Data transforma los beneficios y las recompensas en el lugar de trabajo

Escrito por LUIS ARRUS on 07-jul-2017 16:54:07

Big data empresas.png

En los últimos años, el Big Data ha revolucionado nuestra manera de hacer negocios y de vivir. Además, el acceso a esta cantidad de información puede brindarles a nuestros negocios una perspectiva más clara y continua de las expectativas y necesidades de los consumidores. Denis Machuel, CEO Mundial de Sodexo Benefits and Rewards Services y director digital del Grupo Sodexo, explica el modo en que las empresas pueden capitalizar el Big Data y señala los desafíos que esto implica.

¿De qué manera la llegada del Big Data cambia el estilo en que las compañías perciben los beneficios y las recompensas y las estrategias de reconocimiento en general?

Denis Machuel: Hasta hace poco tiempo, las empresas basaban sus beneficios y recompensas en ver un poco lo que pasaba o en su propia intuición, y muy poco en datos reales. Como resultado, los antiguos programas se centraban a menudo en soluciones llave en mano y, en realidad, se trataba más de soluciones aleatorias en cuanto a la participación y el compromiso del empleado, así como por su éxito en general.

El panorama actual es muy distinto. Las compañías disponen actualmente de enormes cantidades de información, lo que les permite identificar la demografía de la fuerza laboral, los problemas de bienestar, las necesidades del personal y los problemas generales en el lugar de trabajo. Esto nos ha permitido pasar de un modelo de programas de “talla única” a programas “a medida”, que se adaptan totalmente a cada individuo.

¿Cuáles son los beneficios de este nivel de personalización?

D.M.: Con el Big Data, podemos medir la frecuencia con la que los empleados aprovechan los beneficios y recompensas, dividiéndola en edad, ubicación, etc. Esta información en tiempo real permite que las compañías vean si sus empleados están realmente interesados en los beneficios que ellas proveen y supervisar la eficacia de sus programas. Pero más importante aún es que el Big Data permitirá adaptar e reinventar estos programas. Al acceder a la información correcta, las compañías pueden desarrollar programas para mejorar la calidad de vida de los colaboradores más adecuados y atractivos.

¿El uso del Big Data implica algún desafío que antes no existía?

D.M.: Dos elementos se asocian al uso del Big Data: belleza y peligro, ya que puede convertirse, tanto en una herramienta inmensamente poderosa y útil que genera impactos positivos, como en un pasivo que depende totalmente de cómo se usa. Estamos hablando de personas, de privacidad, de anonimato de datos, etc. El hecho de acceder a información personal y sensible conlleva una enorme responsabilidad. Es crucial que las compañías sean cuidadosas en el uso del Big Data, lo que puede implicar graves problemas éticos y legales. 

En Europa, por ejemplo, se espera que la nueva regulación para la protección de datos entre en vigor en 2018. En Sodexo, estamos comprometidos con el cumplimiento, pero, yendo más allá, vamos a asegurar que el espíritu de la protección de la privacidad esté en primer plano.

¿Cuáles son los pasos específicos que Sodexo ha seguido para asegurar la privacidad y la seguridad de los datos?

D.M.: Estamos creando grupos de trabajo funcionales cruzados, así como organizando todas las líneas de trabajo necesarias para garantizar la privacidad de los datos y el cumplimiento de regulaciones a nivel mundial. Hemos contratado especialistas en datos para trabajar con nuestras finanzas, TI y departamentos legales, todas áreas que están envueltas en el proceso de Big Data.

Con la implementación de estos grupos de trabajo, ¿cómo hará Sodexo para seguir capitalizando el Big Data?

D.M.: Recientemente, invertimos en Wynd, una startup que nos ayudará a agrupar nuestros servicios en el lugar y los servicios de beneficios y recompensas para ofrecer a los consumidores una oferta mucho más amplia. Por ejemplo, los empleados de las grandes compañías suelen tener acceso a una cafetería gerenciada por Sodexo. Con nuestro nuevo programa, los empleados no sólo tendrán la opción de poder comer en el lugar, sino que podrán cenar en restaurantes cercanos con una tarjeta de Sodexo subsidiada por la compañía o solicitar que la comida les sea entregada en sus oficinas. Wynd nos permite aprovechar los datos, anticipar las necesidades y comportamientos de los empleados y crear, de manera proactiva, una variedad de soluciones para la hora de la comida. 

Parece que el Big Data también puede ayudar a Sodexo a fortalecer sus alianzas con los comerciantes locales, ¿no es así?

D.M.: Por supuesto. Actualmente, 1,3 millones de socios aceptan la tarjeta Sodexo en más de 3 millones de comercios de todo el mundo. Dirigimos una gran cantidad de tráfico hacia estos restaurantes y cuantos más datos cualitativos seamos capaces de obtener para caracterizar la población de consumidores, más fuertes serán nuestras alianzas. Estos datos nos permiten crear ofertas hechas a medida y soluciones personalizadas junto a nuestros socios.

¿Qué necesitan las empresas para ser exitosas?

D.M.: Lo realmente crucial en el éxito del Big Data no viene solamente de acumular enormes cantidades de información: el trabajo real radica en saber seleccionar los datos importantes. Es entonces que los expertos en datos entran en escena. Si las compañías emplean el conocimiento adecuado, podrán literalmente sumergirse en la información y encontrar tendencias, patrones y temas. Así, podrán crear entornos de trabajo más saludables e identificar anticipadamente distintos riesgos potenciales para la salud.

En resumen, el simple hecho de acceder al Big Data no significa que podremos generar valor automáticamente, ya que tenemos que formularnos las preguntas correctas: ¿Cómo analizar la información? ¿Cómo utilizar dicha información para adaptar nuestros programas a fin de entender los comportamientos de los deseos de nuestros clientes y consumidores?

¿Podría darnos un ejemplo concreto de cómo este tipo de información en tiempo realpude contribuir al éxito de un programa en el lugar de trabajo?

D.M.: Los programas de salud y bienestar constituyen un gran ejemplo del buen uso del Big Data. Las aplicaciones y la tecnología vestible pueden ayudar a las compañías a comprender mejor los hábitos alimentarios y de ejercicio de los empleados. Esto les permite diseñar programas que atraerán y motivarán a los empleados, lo que, a la vez, fomenta que el lugar de trabajo se vuelva más cómodo y saludable.

La movilidad es otro aspecto que también se verá modificado por el Big Data, particularmente los desplazamientos, pero también los viajes de larga distancia. Cuanto más comprendamos los usos y las conductas, más podremos optimizar las soluciones, mejorar los programas y proporcionar una amplia gama de servicios, tanto para los empleados de nuestros clientes como para los nuestros.

¿Nos puede brindar una reflexión final sobre el Big Data?

D.M.: Hay un punto que no puedo dejar de enfatizar: El Big Data es una fantástica herramienta que nos permite hacer una cantidad infinita de cosas, pero es algo que también es complejo. Tenemos que encontrar el modo de equilibrar los beneficios del Big Data y la necesidad de respetar la privacidad de los individuos. Esto merece un análisis, entendimiento y la búsqueda de soluciones, no sólo “seguir” la actividad de la gente. Para nosotros, la diferencia es crucial.

 

Banner-E-Book-Sodexo-1.png